Sustentabilidad

En la cocina de Knorr

EN LA COCINA DE KNORR: UN PROCESO ARTESANAL EN LA PREPARACIÓN DE LOS VEGETALES


En Knorr creemos que para ofrecer los mejores productos tenemos que ponernos en el lugar de los consumidores y actuar en función de sus deseos y necesidades. Es por eso que a la hora de montar nuestra planta de deshidratación de vegetales en Mendoza, lo hicimos creyendo debería funcionar como una ampliación de la cocina familiar, que nos permita obtener productos tan nutritivos y tan sabrosos como los platos que los consumidores querrán llevar luego a sus mesas. Así, desde la siembra y hasta el momento del empaquetado, los vegetales que allí son procesados son tratados de manera artesanal.


El primer paso para llevar adelante esta tarea es respetar los tiempos de la naturaleza, realizando la cosecha de cada verdura en su mejor momento biológico. De esta forma, entendemos que la excelencia se logra uniendo los beneficios del clima de Mendoza, el compromiso aportado por nuestros productores y la debida atención al momento justo en el que lograremos maximizar las propiedades específicas de cada una de nuestras hortalizas: tomates bien rojos, espárragos tiernos y los mejores aromas de nuestras albahacas, entre otros.


cocina_knorr_02


Las cosechas realizadas de esta forma nos permiten no tener prácticamente ningún mes sin materia prima para ser procesada en nuestra planta y, al mismo tiempo, garantizar un mejor  cuidado del medio ambiente, al optimizar los recursos de manera que la tierra sufra el menor desgaste posible.


cocina_knorr_03


Una vez cosechados, los vegetales son sometidos a una serie sucesiva de lavados y a un procedimiento de selección manual que garantiza que no llegue a los hogares nada que no cumpla con los estándares de calidad que, como miembros de la familia Unilever, buscamos. Cada uno de los vegetales es cortado en pequeños cuadrados, para luego pasar a los hornos donde, en una serie de etapas distintas, son deshidratados respetando, nuevamente, los procesos y las características intrínsecas de cada vegetal, para lograr el mejor producto final.


Dependiendo el destino final que tenga cada una de las hortalizas se procede a nuevos cortes, desde cubos más pequeños hasta polvo deshidratados de ser necesario. Todos estos pasos son llevados adelante dentro del Plan de Vida Sustentable de Unilever, atendiendo sus tres pilares fundamentales: vegetales 100% sustentables, lo que es posible a través de una estrecha alianza con nuestros productores; la reducción del impacto ambiental en nuestra planta y fincas; y la ayuda para comunidades vulnerables.

 
close